Martes 29 de julio de 2014
 Las mansiones del narco
El Universal online-Top,Left - Fotogalería

Muchas residencias del narcotráfico incautadas por fuerzas policiales sirvieron como sitios de descanso, centros de operación, almacenes de droga e incluso como depósitos de cadáveres, pero hoy han sido reutilizadas o se encuentran en el abandono. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

En La Paz, Baja California Sur, la casa que ocupó Teodoro García Simental, identificado por las autoridades como "El Teo", resalta por su jardín descuidado y sus puertas rotas y encadenadas. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

García Simental fue capturado en enero de 2010. La noche anterior, en su casa de la calle Pez Vela hubo fiesta. Sus vecinos nunca se percataron que en el lugar habitaba uno de los hombres más buscados por autoridades mexicanas y estadounidenses. Se le atribuyen más de 300 asesinatos. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

La denominada "Casa de las mil y una noches", por su parte, destaca en calles de la colonia Pitic, en Hermosillo, Sonora. Perteneció al extinto narcotraficante Amado Carrillo Fuentes. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Hoy, la mansión está en el abandono: llena de escombro, maleza y con pintas de graffiti. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

El inmueble poco a poco se deteriora. En un inicio fue utilizada por indigentes como refugio para dormir y drogarse, denunciaron vecinos del sector. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

"La comenzaron a pintar toda de graffiti, se robaban los acabados de madera que tenían las puertas, y un día causaron un incendio con una colilla de cigarro", contó una vecina que lleva más de 20 años residiendo en esa colonia. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

La residencia tipo árabe fue asegurada en 1993 por la PGR. En un inicio se acondicionó para darle utilidad de casa-club de jubilados y pensionados del SNTE. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

A seis meses de incautado el inmueble, José Morales Buenrostro, apoderado legal del supuesto propietario, prestanombre de Amado Carrillo, promovió un amparo para evitar el decomiso de la mansión. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

El juez tercero de distrito y el Segundo Tribunal Colegiado negaron el amparo y ratificaron facultades a la segunda agencia del Ministerio Público Federal para asegurar en forma definitiva la vivienda. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Ernesto López, a quien le tocó presenciar el decomiso de la casa en la colonia Pitic, recuerda que la vivienda tenía enormes habitaciones con vestidores a base de cedro, así como jacuzzis rodeados de espejos con acabados de plata. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Además contaba con un sótano donde había tinacos y un pasadizo subterráneo, al cual jamás se permitió ingresar. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Morelos también se convirtió en sitio de alojamiento de los principales capos del narcotráfico, como Amado Carrillo Fuentes, conocido como "El señor de los cielos"; Vicente Carrillo Leyva, y en los últimos años Arturo Beltrán Leyva. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

El aseguramiento de la residencia ubicada en la esquina de calle Amacuzac y Avenida de Los Estrada, número 24, colonia Vistahermosa, causó gran expectación al confirmarse los vínculos de sus moradores con el narcotráfico. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

La PGR logró investigar que la propietaria de la residencia -según los registros catastrales- Sayda Graciela Navarro Durazo estaba relacionada con Amado Carrillo Fuentes. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

En tanto, en Matamoros, Tamaulipas, luce completamente remodelado el inmueble donde cayó abatido el líder del cártel del Golfo, Ezequiel Cárdenas Guillén, alías "Tony Tormenta", tras enfrentarse contra infantes de Marina a principios del noviembre de 2010. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Después del enfrentamiento, la Marina aseguró otros inmuebles. En la calle Río San Juan del Fraccionamiento Fuentes Sección Lomas, se incautó un conjunto de tres viviendas que en el 2006 operaban como casas de seguridad de integrantes del Cártel de Sinaloa. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Otro caso similar se observa en el Fraccionamiento Fuentes, donde quedó abandonada desde el 2009 una residencia ubicada en la calle Tres Picos, propiedad de un contrabandista. FOTO: Especial EL UNIVERSAL

Enviar a un amigo