Lunes 16 de mayo de 2022
 Trata: la nueva esclavitud
El Universal online-Top,Left - Fotogalería

Graciela es esbelta y tiene un rostro de nariz casi perfecta. Asegura ejercer la prostitución en Mexicali por gusto; sin embargo es una de miles de mujeres que por este hecho son potenciales víctimas del crimen organizado. FOTO: Luis Cortés

Desde que tenía 14 años, Graciela trabaja en las calles de Mexicali animada por amigas. Sin embargo, sobre muchas mujeres como ella se cierne ahora una amenaza: la delincuencia ha comenzado a matarlas o secuestrarlas. FOTO: Luis Cortés

Ante el aumento de la prostitución y la trata de personas en Mexicali, organizaciones han comenzado a denunciar la problemática pues estiman que también crece el número de sexoservidoras desaparecidas presumiblemente por el crimen organizado. FOTO: Luis Cortés

Durante la década pasada, Mexicali sufrió un par de crisis financieras cuyos efectos se reflejaron de inmediato entre la población. ONG presumen que muchas mujeres quedaron desempleadas y al ser madres solteras decidieron prostituirse. FOTO: Luis Cortés

La zona de la Merced, en el Centro Histórico del Distrito Federal, es uno de los principales centros de prostitución en el país, donde se denuncia la presunta presencia de lenones y proxenetas. FOTO: Fernando Ramírez

De acuerdo con la ONU, México tiene tanto en el norte como en el sur de su territorio verdaderos corredores de trata de personas que son paraísos para el comercio de seres humanos. FOTO: Luis Cortés

Esta nueva esclavitud tiene como su principal aliada la corrupción entre autoridades de todos niveles. Aspectos de una calle de Tijuana, donde la prostitución de jóvenes, muchas de ellas menores de edad, es una realidad cotidiana. FOTO: Luis Cortés

La zona entre Tijuana, Tecate y Mexicali se ha convertido en un triángulo dorado para la trata de personas, la mayoría de ellas mujeres obligadas a prostituirse en bares y hoteles. FOTO: Luis Cortés

Una investigación auspiciada por el Departamento de Estado de EU detectó sólo en la zona norte de nuestro país al menos cinco mil células de tratantes de personas para la prostitución. FOTO: Luis Cortés

En los últimos años, lenones de Tlaxcala obligan a jóvenes mujeres a ejercer el sexoservicio en la llamada Panorámica, en la ruta que va hacia Puebla. FOTO: Luis Cortés

La ruta que va de Tlaxcala a Puebla es patrullada por policías de todos los niveles pero parece que no ven nada. Las mujeres y sus vigilantes se han vuelto parte del escenario de esa vialidad. FOTO: Luis Cortés

A la orilla de la carretera libre Apizaco-Puebla, en Tlaxcala, se han establecido bares, centros nocturnos, hoteles y moteles donde se presume se ejerce la prostitución y el tráfico de mujeres de la zona. FOTO: Luis Cortés

Enviar a un amigo