Domingo 25 de agosto de 2019
 Wirikuta, la defensa de la tierra sagrada
El Universal online-Top,Left - Fotogalería

Wirikuta es una región sagrada de los wixárica o huicholes en San Luis Potosí; sin embargo, gran parte de ella ha sido concesionada a mineras, por lo que sus moradores luchan por su derechos territoriales. FOTO: Ariel Ojeda

El pasado 24 de mayo, el gobierno federal declaró 45 mil hectáreas como reserva minera nacional para proteger el territorio sagrado, pero los pobladores consideraron que el anuncio era una "farsa". FOTO: Ariel Ojeda

De acuerdo con el abogado del Consejo Regional Wixarica, Santos de la Cruz Carrillo, 75 por ciento del territorio de Wirikuta, que comprende 140 mil hectáreas, ya está concesionado a mineras. FOTO: Ariel Ojeda

Santos de la Cruz asegura que en Wirikuta está la esencia de la vida, representada en una diversidad de altares y lugares sagrados a los que peregrinan desde sitios remotos y tiempos ancestrales. FOTO: Ariel Ojeda

"Acabar con Wirikuta es acabar con el pueblo wixárika, realmente hablamos de etnocidio", dice. FOTO: Ariel Ojeda

El Consejo Regional Wixárica tuvo un logro jurídico reciente: en febrero del 2012 obtuvo un amparo federal contra la minera canadiense First Majestic para que no realice labores de explotación. FOTO: Ariel Ojeda

La minera posee 6 mil 326 hectáreas concesionadas de las cuales 70 por ciento están en Wirikuta. El mismo día que el gobierno anunció la creación de la reserva minera nacional, la empresa le cedió a éste 761 hectáreas, entre las que está el Cerro Quemado, que alberga uno de los altares huicholes. FOTO: Ariel Ojeda

"Esas 761 hectáreas representan punto cinco por ciento de las 140 mil hectáreas de Wirikuta", dice, por lo que enfatiza: "Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias". FOTO: Ariel Ojeda

Enviar a un amigo